Mosoex. Gestión sostenible de sistemas agrarios extensivos: técnicas de manejo de los agricultores para aumentar la materia orgánica y la salud del suelo


Debido al estado actual de degradación del suelo, se hace necesario un cambio del modelo de gestión para aumentar la materia orgánica y mejorar la salud de los suelos en España. El Grupo Operativo MOSOEX continúa con el desarrollo de las actividades de su programa de trabajo, con el objetivo de ayudar a los agricultores a implementar técnicas de gestión que mejoren el estado y la salud del suelo en sistemas agrarios extensivos con cultivos herbáceos. El proyecto MOSOEX, que forma parte de la estrategia europea denominada “Asociación Europea de Innovación”, está coordinado por la organización profesional agraria UPA y cuenta con la participación de la Universidad Politécnica de Madrid, la Asociación Española de Agricultura de Conservación-Suelos Vivos, la empresa Solid Forest, el CSIC-Aula-Dei y el instituto navarro INTIA.

A lo largo del segundo período de actuación del proyecto, se diseñaron varias actividades con participación directa de agricultores colaboradores. Una de estas actividades estaba encaminada a realizar una primera evaluación de la respuesta del suelo a distintos manejos aplicados por los agricultores en zonas de cultivos herbáceos extensivos en secano.

En concreto, se ha realizado un estudio en cinco emplazamientos de España peninsular, representativos de diversos ambientes edafoclimáticos, con objeto de evaluar distintos tipos de laboreo (siembra directa, mínimo laboreo y laboreo tradicional) y de rotación de cultivos (con o sin leguminosas). Para ello, se ha seleccionado y muestreado el suelo a dos profundidades (0-10 y 10-30 cm) en parcelas manejadas por agricultores durante varios años. El efecto en distintos indicadores de salud del suelo muestra diferencias en función del ambiente, pero en general, la ausencia o la reducción del laboreo, junto con una rotación diversificada con inclusión de leguminosas, son medidas efectivas para aumentar la materia orgánica del suelo, reducir la vulnerabilidad del mismo a la erosión y, en suma, mejorar la salud del suelo.

Introducción

Los suelos agrícolas son la base para la producción de alimentos, además de proporcionar otros servicios ecosistémicos vitales, por lo que resulta crítica su conservación. La situación actual de los suelos en España puede comprometer nuestro potencial a medio y largo plazo (Rodríguez et al., 2009), con la amenaza añadida del calentamiento global. Esto obliga a plantear un cambio del modelo de gestión del suelo de forma que se preserve y refuerce la salud del mismo.

Con este propósito surgió el proyecto MOSOEX, cuyo objetivo es impulsar un modelo de gestión sostenible de suelos para los sistemas de producción de cultivos herbáceos extensivos en secano. Este modelo se basa en un catálogo de medidas, cuyo objetivo principal es el aumento de la materia orgánica de los suelos, con la correspondiente mejora de la estructura y productividad del suelo a medio plazo, la reducción de las pérdidas por erosión, así como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, todo ello, alineado con las políticas de conservación de suelos europeas y españolas y la estrategia 4 por mil frente al cambio climático.

Entre las medidas propuestas por MOSOEX destacan prácticas como el mínimo laboreo, la siembra directa, la rotación de cultivos, la racionalización del abonado mineral, la incorporación de materia orgánica al suelo, entre otras. Los efectos del tipo de laboreo y la diversificación de cultivos en las propiedades del suelo han sido bien documentadas a nivel internacional (Bai et al., 2018; Holland, 2004) y nacional (p.e. Madejon et al., 2009), normalmente en base a parcelas experimentales. Sin embargo, faltan estudios que analicen estos efectos en parcelas manejadas en condiciones reales por agricultores en el ámbito de los cultivos herbáceos extensivos de secano en España. Con tal motivo, MOSOEX ha llevado a cabo un estudio exploratorio en parcelas de agricultores, que son representativas de distintos ambientes edafoclimáticos, para analizar el efecto de distintos tipos de laboreo y de rotación en un conjunto de indicadores de salud del suelo.

Materiales y Métodos

Se seleccionaron cinco emplazamientos en España peninsular con distinto clima y tipo de suelo, y sometidos a diferentes modalidades de laboreo y rotación de cultivos (Tabla 1). En Madrid y Sevilla se estudiaron tres tipos de laboreo (tradicional LT, mínimo laboreo ML y siembra directa SD), mientras que en Huesca y Soria (Deza) se compararon el laboreo tradicional y la siembra directa. En Mazaterón (Soria) se comparó una rotación diversificada con leguminosas frente a una rotación simple sin leguminosas. Se tomaron muestras compuestas de suelo a dos profundidades (0-10 m y 10-30 cm) en tres zonas de cada parcela. En cada zona y profundidad se tomaron además muestras inalteradas a 2-7 y 15-20 cm para medir la densidad aparente.

Tras la preparación de las muestras de suelo, se procedió a determinar el pH y la conductividad eléctrica (extracto suelo-agua 1:2,5), la materia orgánica total (%MOT) por oxidación húmeda, una fracción lábil de carbono orgánico (COL) extraído en agua caliente, la respiración inducida por sustrato (SIR) medida con trampa alcalina tras incubación, el % de agregados estables al agua (%AEA) por tamizado en húmedo y la densidad aparente de la tierra fina por el método del cilindro. Se aplicó un análisis de varianza por profundidad para separar las medias usando el test LSD para p-valor <0,05.

Las parcelas de Soria (Deza) y Huesca, con textura franca en ambos, mostraron patrones similares para todos los indicadores analizados cuando se comparó la SD con el LT, con mayores incrementos de SD frente a LT en Deza que en Huesca. En Deza, los manejos son muy contrastados, con un LT que resulta muy agresivo para el suelo, lo que explica los elevados incrementos cuando se aplica SD en lugar de LT, especialmente en la primera capa (2x MOT; 2,5x COL; ≈4x AEA) . En Huesca, el mayor retorno de residuos de cosecha y el aprovechamiento de rastrojeras por el ganado ovino en LT (también en SD) mitiga los efectos adversos del laboreo y reduce las diferencias con SD. Aun así, la SD produjo un incremento con respecto a LT del 65% en MOT, de 1,5 veces en COL o de 1,5 veces en AEA en la capa 0-10 cm. Cabe destacar que en ambas zonas, la estabilidad de los agregados es baja (<20% en lt; tabla 3), lo que aumenta la vulnerabilidad a la erosión y hace especialmente recomendable la reducción o eliminación del laboreo. dado que la densidad aparente resultó similar en ambos tipos de laboreo, la compactación no parece ser un efecto adverso asociado al cese del laboreo en estos ambientes, al menos, trascurrido un plazo de tiempo suficiente para la reorganización de la estructura del suelo.

Con respecto al tipo de rotación, el estudio realizado en Mazaterón (Soria) muestra que el uso de una rotación más diversificada, con inclusión de leguminosas, genera importantes mejoras en la mayor parte de los indicadores.

Por último, cabe destacar que cuando se analizaron globalmente los datos del conjunto de parcelas, la siembra directa mostró valores más altos que el laboreo reducido para la mayor parte de los indicadores analizados.

Conclusiones

El estudio exploratorio realizado en una selección de parcelas representativas de distintos ambientes edafoclimáticos y manejadas por agricultores, muestra que la siembra directa, y en menor medida el mínimo laboreo, son medidas efectivas para aumentar la materia orgánica , reducir la vulnerabilidad del suelo a la erosión y mejorar la salud del suelo en sistemas de cultivos herbáceos extensivos en secano. Sin embargo, los efectos específicos y los niveles de mejora dependen de las condiciones edafoclimáticas, por lo que hace falta ampliar el estudio para ganar conocimiento que permita recomendar a los agricultores las mejores prácticas según las condiciones. A falta de ampliar el estudio con más casos, una mayor diversificación de la rotación, con inclusión de leguminosas, también demuestra ser una medida efectiva con niveles de mejora muy destacados. Los resultados en Huesca sugieren que la integración de la agricultura y la ganadería y un mayor retorno de los residuos de cosecha pueden contribuir a reducir los efectos adversos del laboreo tradicional.



El proyecto MOSOEX es un grupo operativo financiado en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural-FEADER y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cuyos socios son UPA, la Asociación Española de Agricultura de Conservación-Suelos Vivos AEAC.SV, la empresa Solid Forest, el CSIC-Aula-Dei, la Universidad Politécnica de Madrid y el instituto navarro INTIA. MOSOEX cuenta con una cofinanciación del 80% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y del 20% por fondos de la Administración General del Estado.

Imagen: Financiación

Financiáción del proyecto

El 12 de marzo de 2019 se publicó en el «Boletín Oficial del Estado» el extracto de la Resolución de 26 de febrero de 2019, del Fondo Español de Garantía Agraria, O. A. (FEGA) por la que se convocan ayudas para la concesión de subvenciones a la ejecución de proyectos de innovación de interés general por grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-Agri), en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, para el año 2019. En base a dicha convocatoria el grupo operativo «MOSOEX» recibe una subvención de 497.232,42 € cofinanciada al 80% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y al 20% por fondos de la Administración General del Estado.


Autoría:

  • David Erice (UPA)
  • Antonio Vallejo (UPM)
  • Chiquinquirá Hontoria (UPM)

Referencias

  • Bai, Z., Caspari, T., Gonzalez, M. R., Batjes, N. H., Mäder, P., Bünemann, E. K., ... & Tóth, Z. (2018). Effects of agricultural management practices on soil quality: A review of long-term experiments for Europe and China. Agriculture, ecosystems & environment, 265, 1-7.
  • Martín, J. A. R., Arias, M. L., & Corbí, J. M. G. (2009). Metales pesados, materia orgánica y otros parámetros de los suelos agrícolas y pastos de España. Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria.
  • Holland, J. M. (2004). The environmental consequences of adopting conservation tillage in Europe: reviewing the evidence. Agriculture, ecosystems & environment, 103(1), 1-25.
  • Madejón, E., Murillo, J. M., Moreno, F., López, M. V., Arrúe, J. L., Álvaro-Fuentes, J., & Cantero, C. (2009). Effect of long-term conservation tillage on soil biochemical properties in Mediterranean Spanish areas. Soil and Tillage Research, 105(1), 55-62.

Palabras clave

Cultivos extensivos; Secano; Siembra directa; Mínimo Laboreo; Rotación

Fecha de publicación:

8 de junio de 2021